Los montes y picos de la Serra da Canastra son una invitación para que explore las matas y se dé un baño en las cascadas.

Agregar a favoritos Eliminar de favoritos

São Roque de Minas es una pequeña ciudad de Minas Gerais que se destaca por abrigar la mayor parte del Parque de la Serra da Canastra y sus principales atracciones. Son varias opciones de senderos, cascadas, miradores, nacientes y una gruta, además de una buena infraestructura para recibir a los turistas, con opciones de alojamiento y restaurantes con cocina local. La receptividad de la gente mineira es una atracción en sí misma, haciéndole experimentar las costumbres y la tranquilidad de una típica y tranquila ciudad del interior de Brasil.

Después de llegar a São Roque, el Parque de la Serra da Canastra será su destino. Desde lejos, verá las montañas y los picos que parecen formar un gran baúl (o canastra, una especie de cesta), origen del nombre de la sierra. En realidad, la zona reúne dos grandes sierras principales: da Canastra y das Setes Voltas, con el valle dos Cândidos en el medio. Al ser una especie de cuna de ríos de dos cuencas hidrográficas brasileñas (la del río Paraná y la del río de San Francisco), el Parque nació para ser un lugar de preservación ambiental. Un paraíso de vegetación nativa, animales silvestres y aguas cristalinas en Minas Gerais.

Si no conoce el Cerrado (vegetación predominante), quedará impresionado con los árboles de tallos retorcidos y de corteza gruesa y otras formas peculiares de vegetación autóctona, características que lo hacen sobrevivir al calor de determinadas épocas del año. Algunos dicen que el Cerrado es la sabana brasileña. Las sierras también guardan resquicios de una vegetación de la Mata Atlántica, lo que le da un aspecto único al lugar. Aquí aparecen animales como el oso hormiguero gigante, el aguara guazú y el venado de las pampas. Con suerte (y ayudado por la mata poco espesa) podrá ver algunos de estos animales durante su visita al Parque.

Puede pasar una semana en la Sierra y probablemente tendrá algo para hacer. Senderos, caminatas, ríos, lagunas, cascadas, paseos en Jeep, deportes como motocross, canotaje, boya cross y rapel, degustación de quesos, en fin, una gran cantidad de actividades en medio de la naturaleza. Son diversas opciones de paseo. Pero, básicamente, puede hacer dos tipos de programas: turismo de aventura o turismo quesero (el producto gastronómico más típico y más famoso de la Canastra). El queso Canastra es patrimonio cultural inmaterial brasileño desde 2008.

Como todas los recorridos dentro del Parque se hacen por camino de tierra, de noviembre a marzo (periodo de lluvias) es mejor entrar solamente con un vehículo 4x4. Si no tiene uno, pregunte en la posada donde se aloje cómo contratar un tour en este vehículo. El viaje no solo será más fácil y seguro, sino también con otro aire de aventura. Dentro del Parque, la mejor manera de conocerlo es a pie. Entonces, ¿vamos?

Destinos de
de esta experiencia
São Roque de Minas
Día
Agregar a favoritos Eliminar de favoritos
Día 1
Subiendo la sierra en busca de aventura

Probablemente uno de los primeros lugares de su visita en el Parque de Serra da Canastra será la cascada Casca d'Anta. La vista es impresionante. Los 186 m de caída libre tienen una fuerza increíble, como si cada segundo un edificio de 60 pisos hecho de agua cayera por la pared. La primera y la más alta cascada del río San Francisco, es una de las más hermosas del país. La gran atracción es subir hasta las piscinas de la parte superior, antes de la caída. Para llegar a la cascada, caminará unos 4 km en subida durante 2 horas, aproximadamente. Disfrute de la vista de la Serra da Canastra y de Babilonia, en la parte más alta. ¡Hermosísima!

Otra cascada muy visitada es la de Rolinhos. El acceso es por un camino corto, de 15 minutos desde la calle principal. La cascada puede verse desde lo alto de un mirador. Sus aguas desembocan en la Laguna Azul, de aguas transparentes.

Otras atracciones que merecen la pena ser visitadas son la Serra da Babilônia (incontables cascadas de aguas transparentes y senderos que pueden recorrerse a pie, a caballo o en vehículos de tracción), los Chapadões da Canasta (campos rupestres que forman la parte alta del Parque, donde se pueden observar varios animales de la región) y la Gruta del Tesoro (difícil travesía de 1.500 m durante aproximadamente 2 horas en una cueva oscura a través de formaciones rocosas, pasillos estrechos, resbaladizos e inundados - es indispensable ir acompañado por un guía y llevar casco y linterna).

En el Parque, hay al menos otras ocho cascadas que merecen una visita, como las cascadas do Vento, do Fundão y da Lavra. Pero si quiere conocer atracciones fuera del Parque, vaya a Capão Forro, a 5 km de São Roque de Minas. Allí, podrá seguir dos caminos: uno que conduce a la cascada do Mato y la otra que conduce a la Trilha do Picareta, donde hay una zona de camping. Si le gusta despertar en medio de la naturaleza, este es el lugar.

Cerca del Parque, también puede visitar el lago de Furnas, un inmenso depósito de agua con islas, paredes rocosas, piscinas naturales, cañones y cascadas. El agua es de color verde esmeralda - recuerda a la costa de Río de Janeiro - y es perfecta para nadar, navegar en barco, en kayak y en lancha. Es como si el centro del país tuviera un mar: el mar dulce de Minas.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
¡Disfrute!