Con una tabla en la mano y un remo en la otra, prepárese para desvendar lindos paisajes esparcidos de norte a sur del País.

Agregar a favoritos Eliminar de favoritos

Cuando se pueden unir los beneficios de la práctica de ejercicios con bellos paisajes, la experiencia se torna más placentera. El Stand Up Paddle (SUP) es un deporte para varios tipos de personas, desde niños pequeños hasta adultos, y además te lleva a increíbles escenarios naturales por todo Brasil.

Desde lago con aguas tranquilas, pasando por mangles y olas en mar abierto, descubra algunos lugares para remar y disfrutar aquella vista:

Lago Paranoá, en Brasilia - La orla de la capital brasileña es el local de encuentro para quien le encanta practicar deportes acuáticos, especialmente el SUP. Son varios puntos donde usted puede remar, apreciar la inmensidad del cielo y ver de otro ángulo una de los características postales de la ciudad: el moderno Puente JK.

Playa del Horno, en Arraial do Cabo - Aguas cristalinas con tonos de azules y verdes son perfectas para conocer de Stand Up Paddle. Y eso no falta en la pequeña ensenada de la Playa del Horno, en el litoral del Estado de Río de Janeiro. Después de remar bastante, usted puede deliciarse en el restaurante flotante de la playa - el local es especializado en mariscos.

Lagoa da Conceição, en Florianópolis - Típico paseo obligatorio para quien visita la isla de Florianópolis, la Lagoa da Conceição es perfecta para conocerla remando. Aproveche el atardecer para enamorarse de una linda puesta del Sol.

Cascada Pozo Encantado, en la Chapada dos Veadeiros - Usted puede aprovechar el gran pozo de aguas heladas de esa bella cascada para pasear de SUP y sentir la fuerza y energía de las aguas. Después de una vigorizante práctica, nada mejor que relajarse en la pequeña playa de arena blanca del local.

Playa del Madero, en Tibau do Sul - El SUP es un deporte individual, pero practicarlo bien acompañado hace la diferencia. En la exuberante Playa del Madero, usted puede aprovechar la compañía de simpáticos delfines, que frecuentemente visitan la región.

Río Negro, en Manaus - De arriba de la tabla usted puede entrar en total contacto con la naturaleza. Sorpréndase con la belleza de los igapós (típica vegetación inundada de la Floresta Amazónica), y haga la encantadora travesía en el encuentro de las aguas oscuras del río Negro con las aguas fangosas del río Solimões.

Playa de la Concha, en Itacaré - Esa playa es excelente para quien quiere aventurarse en el SUP y disfrutar de un visual de cocoteros y mar calmado. Usted además puede aprovechar y hacer un paseo hasta el mangle.