El país tropical también tiene excelentes destinos de inverno, como São Joaquim y Campos do Jordão.

Agregar a favoritos Eliminar de favoritos

Somos un país tropical (y bendecido por Dios, según la canción de un famoso artista brasileño), lo que significa que las temperaturas son elevadas durante muchos meses, en gran parte del territorio.

Sin embargo, Brasil no vive solo del calor. Hay ciudades en que, durante el inverno, alcanzan temperaturas bajo cero. En algunas de estas, incluso puede llegar a nevar, como es el caso de São Joaquim, en Santa Catarina, considerado el municipio más frío del país.

Campos do Jordão, en São Paulo, también tiene inviernos helados. Conocida como «Suiza brasileña», la ciudad está ubicada a 1 626 m de altitud, en la Serra da Mantiqueira, Estado de São Paulo. Allí no nieva, pero las temperaturas se aproximan a cero grados.

Entonces, prepare sus abrigos, su gorro y sus guantes y embarque en ese itinerario de 4 días por esas dos encantadoras ciudades. Recordando que la mejor época para el viaje es entre junio y agosto, durante el inverno.

Destinos de
de esta experiencia
Campos do Jordão
São Joaquim
Día
Agregar a favoritos Eliminar de favoritos
Día 1
Frío en la sierra, calor en las cafeterías

El aeropuerto más cercano a la ciudad está ubicado en Florianópolis, a 200 km. Entonces, lo ideal es programarse para desembarcar temprano en la capital catarinense. Para ir a São Joaquim, hay dos opciones: tomar un ómnibus o alquilar un coche. Prefiera la segunda opción, para facilitar su desplazamiento por la ciudad y llegar más fácilmente al primero atractivo: el Parque Nacional de São Joaquim.

El Parque se encuentra próximo a la ciudad de Urubici, en la Serra Catarinense, y fue creado para controlar el desmonte de las matas de araucaria (pino símbolo del Paraná que produce piñas grandes cuyos piñones son comestibles) y promover invetigación y educación ambiental. Ofrece lindas vistas de la sierra y del paisaje nativo, sobre todo desde lo alto de los miradores y del Morro da Igreja, a más de 1 800 m de altitud. Una atracción más: en inverno puede nevar allí.

A su vez, en São Joaquim, pasee por la ciudad, cuya población de 20 000 habitantes se multiplica en la estación fría. Aproveche para ahuyentar el frío con un chocolate caliente o con una copa de vino regional.

A continuación, diríjase a la Igreja Matriz de São Joaquim, totalmente construida en basalto retirado de las colinas cercanas. Su estilo es eclético y su interior guarda muchas obras de arte, como una escultura de los 12 apóstolos y otra de Adán y Eva rodeados de animales, además de sus bonitas vidrieras.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
Día 2
¡Nieve!

¿Ha nevado? Entonces corra al Snow Valley, un increíble parque de aventuras en la naturaleza. Si tiene suerte, encontrará un escenario blanquito, como en las películas de inverno. Para espantar el frío, este lugar propone diversas actividades en la naturaleza, como tirolesa, rapel, arborismo y senderismo.

Otras atracciones que este lugar ofrece: inmersión en inglés, con instructores cualificados, y área de camping, con toda la infraestructura necesaria para aquellos a quienes les gusta dormir en carpas.

Cuando se le abra el apetito, aproveche para probar las especialidades regionales en el restaurante. O como aperitivo pruebe una exquisita empanada de piñón, acompañada de una taza bien caliente de café o chocolate.

El Parque Nacional da Maçã está ubicado a 2 km de São Joaquim y es donde tiene lugar anualmente, en abril, la Festa Nacional da Maçã. Si se encuentra allí en esa época, no deje de ir y comprobar las delicias preparadas a base de manzana, y los diversos shows y espectáculos que tienen lugar en el evento. El resto del año, este lugar permanece abierto para visitación. Uno de sus pabellones abriga un Centro de Tradiciones Gauchas (CTG), que preserva las costumbres de los habitantes de la región. Y otro, la Exponeve, una feria permanente de productos regionales y artesanía.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
Día 3
Flores del mundo

Más de 1 000 km separan São Joaquim y Campos do Jordão. Si pretende visitar una ciudad inmediatamente después de la otra, la mejor opción es ir en avión hasta el aeropuerto de Guarulhos, en São Paulo. Desde allí a Campos do Jordão son 150 km, por la BR 116.

Como no le sobrará mucho tiempo para paseos largos después de tantos trayectos, aproveche el resto del día para visitar el Parque Amantikir. Su área de 35 000 m² reúne 22 jardines y especies de plantas provenientes de países como Japón, Australia, Alemania, Francia e Inglaterra. Cuenta también con un laberinto de arbustos que propone una analogía con los caminos que tomamos en nuestras vidas, y hace una invitación a la contemplación y meditación.

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
Excelente para

Caminhada, Comfort Inn

Día 4
Paz y contemplación

Construido en estilo inglés, el Palacio Boa Vista es la residencia oficial de inverno del gobernador del Estado de São Paulo. Transformado en museo desde 1970, es también el lugar ideal para quienes pretenden conocer la historia del municipio y admirar obras de artistas consagrados. Su acervo cuenta con informaciones y documentos sobre la ciudad, además de piezas de nombres como Tarsila do Amaral, Cândido Portinari, Anita Malfatti, Di Cavalcanti y Bruno Giorgi.

Campos do Jordão parece convocar el silencio y la paz. Y es eso lo que usted encontrará en el Monasterio de São João, un lugar rodeado de mucha naturaleza y paisajes arrebatadores. Visitar este lugar es una experiencia única. Sobre todo si usted se encuentra allí a las 17h45, cuando tiene lugar diariamente el recital de canto gregoriano, en la Capilla de São João Batista.

Por la noche, no deje de pasear por las calles de la encantadora ciudad. Si puede, vaya a la Vila Capivari, el principal punto de encuentro, con muchas tiendas, restaurantes, plazas y galerías de arte. ¡No se olvide de llevar abrigo!

  • Aspectos destacados de la experiencia
  • Atracción
  • Aeropuerto
Excelente para

Caminhada, Comfort Inn

¡Disfrute!